jueves, 27 de octubre de 2016

El Grupo de Expertos sobre la Lucha contra la Trata de Seres Humanos de Europa (GRETA) publica una guía de buenas prácticas para las autoridades nacionales


El pasado 18 de octubre, con motivo del décimo Día Europeo contra la Trata, el Grupo de Expertos sobre la Lucha contra la Trata de Seres Humanos de Europa (GRETA) publicó una nueva guía, elaborada a partir de ejemplos de buenas prácticas de todo el continente,  destinada a orientar en esta materia a las autoridades nacionales de la UE.

La guía recopila casos procedentes de más de 50 informes de evaluación publicados por el GRETA desde que entró en vigor en 2008 la Convención contra el Tráfico, que ha sido firmada por 46 de los 47 estados miembros de la organización, además de Bielorrusia.

Tal y como recoge el prólogo de la publicación, la guía se edita con la intención de poner de manifiesto el tipo de medidas puestas en marcha por diferentes estados miembros para implementar con éxito la Convención y ofrecer ideas y directrices para futuros esfuerzos. 

Según declaró el secretario general del Consejo de Europa, Thorbjorn Jagland, durante la presentación de la guía, “en los últimos años, nuestros Estados miembros han tomado muchas medidas muy importantes para ayudar a prevenir la trata, proteger a las víctimas y perseguir a los delincuentes”.

El contenido de la guía se deriva del análisis de tendencias emergentes publicado en abril de 2015 en el Cuarto Informe General del GRETA. Su elaboración partió de la identificación de las brechas que se producían en la aplicación de la Convención, y continuó con la identificación de buenas prácticas en diferentes áreas de monitorización.

Entre los ejemplos de buenas prácticas incluídos en la guía, cabe mencionar las medidas de sensibilización en Rumanía – utilizando herramientas clásicas y en línea, dirigidas a determinadas zonas – que han alcanzado a muchas posibles víctimas de la trata. Los cursos de capacitación, llevados a cabo en Portugal, para los oficiales de policía, guardias de fronteras, fiscales, jueces, inspectores de trabajo, trabajadores sociales y profesionales de la salud . La puesta en marcha en la República de Moldova de un sistema multidisciplinario para identificar a las víctimas y que reciban ayuda, desarrollado de forma conjunta entre las autoridades y las ONG. En Noruega, cabe mencionar la implantación de un período de reflexión de seis meses para las víctimas, que les da derecho a un permiso de residencia, alojamiento seguro, asesoría jurídica, atención médica e información sobre el retorno voluntario asistido.


 

© 2014 MICAP Gabinete de Comunicación online. Rediseñado sobre la plantilla Templateism

Back To Top