domingo, 1 de febrero de 2015

"Las ventajas de las Nuevas tecnologías son indudables"

La abogada Ana Belén Cebollada (Zaragoza, 1972) se encarga de recopilar y redactar el boletín de la  Comisión de Nuevas Tecnologías del MICAP, que en enero ha publicado su tercer número.  Casada y madre de dos hijos, un niño de 10 años y una niña de 7, ha desarrollado su carrera profesional en Pamplona,  en el despacho Huarte y Ruiz, al que se incorporó en 2003. Aunque no se considera una nativa digital, como algunos de sus compañeros más jóvenes que "han nacido con un ordenador en las manos", se muestra convencida de  que las ventajas que ofrecen las herramientas TIC son indudables y anima a los colegiados que todavía las miran con recelo a "perderles el miedo".

ACCEDE AQUÍ AL ÚLTIMO BOLETÍN
Contacto Comisión de Nuevas Tecnologías: tic@micap.es

En enero ha visto la luz el tercer número de la newsletter de Nuevas Tecnologías. ¿Cómo surgió la idea de ponerla en marcha?

La comisión tiene como objetivo  la modernización y puesta al día del Colegio en materia de Nuevas Tecnologías.  Para acercar las NTIC a los compañeros se nos ocurrió hacer  una publicación periódica  con un tono ligero, con el fin de captar la atención de los compañeros y trasladarles información sobre temas que pudieran ser interesantes y que relacionasen el mundo del derecho con el de las nuevas tecnologías. 

La idea no es tanto dar una información completa y muy elaborada, sino ofrecer pequeñas píldoras informativas, de manera que quien esté interesado en alguno de los temas, pueda acercarse a la fuente original de la noticia.  No implica tanto un trabajo de estudio como de recopilación, y tratamos de que el tono sea ameno.

¿Qué contenidos pueden encontrar los colegiados en la newsletter?

Una  parte se centra en las aplicaciones que tenemos disponibles a través del Consejo General de la Abogacía. Cada mes acercamos una de ellas a los  compañeros para que puedan conocerla en mayor detalle. También tratamos temas relacionados con la tecnología, como el DNI electrónico, el sistema clave para acceder a la administración, etc.  Son herramientas con las que nos encontramos casi a diario, y las intentamos recoger en el boletín.  

Además,  la newsletter ofrece información sobre los servicios que ofrece el propio Colegio y que sin duda son de interés para los abogados, por ejemplo, el censo móvil de colegiados. O, dentro de la web del MICAP, la posibilidad que tenemos de modificar nuestro propio perfil, para incluir áreas de especialización.

Por último, hay otros temas que consideramos de interés,  relacionados con la protección de datos, el manejo de nuevas tecnologías, etc. De manera periódica, surgen muchos asuntos que pueden ser relevantes, como sentencias curiosas que pueden servir como ejemplo para llevar a juicio un determinado asunto relacionado con las Nuevas Tecnologías.



¿Diría que los colegiados aprovechan el potencial de las  herramientas que tienen a su alcance

Yo diría que los compañeros que tienen interés y curiosidad, se han dado cuenta de  que son herramientas útiles y las aprovechan. Hay abogados que son muy jóvenes y han nacido con un ordenador en las manos.

Luego estamos los que nos los hemos encontrado más tarde. En este grupo hay compañeros que no conocen las herramientas, bien porque no tienen tiempo, porque no les parecen útiles o  porque no les han gustado los ordenadores jamás. La relación de cada uno con la informática es diferente.

Qué le diría a los compañeros que hacen un menor  uso de estas herramientas?

Que les pierdan un poco el respeto. Son una herramienta de trabajo muy útil, especialmente como fuente de información.  Hay que perder el miedo que podamos tener a perder datos, a que se nos meta alguien en el ordenador y pueda ver ficheros... Siempre que tomemos las debidas medidas de seguridad, el riesgo de que sucedan este tipo de incidentes es mínimo. Simplemente, como sucede con cualquier herramienta, hay que aprender a usarla de manera adecuada.

Las aplicaciones son infinitas. Y pueden facilitarnos mucho el trabajo. Cuando yo estudiaba, los boletines se leían en papel y las sentencias las tenías que consultar en el Aranzadi, si tenías suerte y no había alguien que había corrido más que tú y la había arrancado del libro. Ahora, por ejemplo, el hecho de poder llevarme el expediente del despacho escaneado en el IPad me parece una maravilla. Creo que las ventajas son indudables. 

¿Con qué periodicidad se publica el boletín?

La periodicidad del boletín es mensual. La comisión se reúne el segundo martes de cada mes, comenta los temas de actualidad y selecciona aquellos temas más interesantes. 

 

© 2014 MICAP Gabinete de Comunicación online. Rediseñado sobre la plantilla Templateism

Back To Top