lunes, 14 de julio de 2014

14 de julio: Día de la justicia gratuita y del turno de oficio



El lunes 14 de julio, a las 12:00 horas, el Muy Ilustre Colegio de Abogados de Pamplona ha celebrado el día de la justicia gratuita y del turno de oficio con un acto informal, un homenaje a todos los compañeros que, día a día, defienden los derechos de los más vulnerables.

Alfredo Irujo, decano del colegio, y Blanca Ramos, presidenta de la comisión del turno de oficio, han encabezado este acto en el que, además de destacar el esfuerzo y profesionalidad de los letrados que prestan diariamente su servicio integrando el turno de oficio, se ha reconocido especialmente a nuestros compañeros Mª Josefa Urteaga, Mikel Armendariz y Francisco Javier Villalobos, por su destacada labor en diferentes servicios. Ver todas las fotos del evento.



MANIFIESTO DEL DÍA DE LA JUSTICIA GRATUITA 2014

Es tu turno, defiéndelo.

  • El acceso a la Justicia es un derecho fundamental de toda persona y una garantía de que nadie, por razones económicas o de otra índole, pueda quedar sin defensa jurídica. Es preciso que la nueva Ley de Asistencia Jurídica Gratuita garantice la viabilidad económica del Servicio con la previsión de que sólo acceda al mismo quien carezca de recursos económicos.
  • La Justicia Gratuita, con amparo constitucional, es un servicio que prestan eficientemente más de 42.000 abogados/as de oficio, 24 horas al día, 365 días al año, en todos los órdenes jurisdiccionales y en todos los puntos de España, garantizando el acceso a la justicia y la defensa a todas las personas que carecen de recursos económicos suficientes.
  • Los abogados/as de oficio son los auténticos protagonistas del servicio, y deben desarrollar su función en unas condiciones dignas. Por ello, la futura Ley de Asistencia Jurídica Gratuita debe garantizar la prestación del servicio en términos razonables para los ciudadanos, los letrados y los Colegios de Abogados, no incrementar de manera innecesaria y arbitraria la carga burocrática ligada a la misma, prever un régimen disciplinario adecuado, eliminar los problemas técnicos detectados del abogado de oficio en el ejercicio de su función y asegurar una retribución digna y puntual, tal y como prevé la propia exposición de motivos de la actual Ley.
  • La gestión y organización del Servicio recae en los Colegios de Abogados. Sin embargo no se puede cargar a esas corporaciones públicas con un exceso de burocracia que impida o haga inviable su actual cometido de tramitación de las solicitudes de justicia gratuita que efectúan los ciudadanos, nombramiento de profesionales cuando su intervención resulte preceptiva, así como de control respecto a las actuaciones. Asimismo, se les debe asignar la dotación económica suficiente para que puedan llevar a cabo la función que la ley les asigna.
  • La nueva Ley de Asistencia Jurídica Gratuita debe facilitar la proximidad entre el abogado y el beneficiario de justicia gratuita, fomentar un servicio de calidad basado en la inmediatez en la prestación del servicio y en el control deontológico del mismo efectuado por los Colegios de Abogados. El requisito de que el abogado posea residencia y despacho abierto en el ámbito del Colegio donde va a prestar el servicio garantiza esa proximidad y facilidad de contacto entre Letrado y ciudadano en unos términos mucho más razonables para los segundos que la previsión del proyecto de Ley, máxime tratándose de ciudadanos en situación más vulnerable.
  • Por ello, los Colegios de Abogados, con motivo de la tramitación parlamentaria de la nueva Ley de Asistencia Jurídica Gratuita y la celebración de Día de la Justicia Gratuita, defendemos una justicia gratuita de calidad, prestada por los abogados con inmediatez y cercanía, con una infraestructura digna y con unos medios materiales adecuados en función del servicio que se presta, todo ello en favor del solicitante del beneficio de justicia gratuita; reivindicamos el reconocimiento, a todos los niveles, de la figura y labor del Abogado de Oficio, cuyo esfuerzo y profesionalidad resultan indispensables para la efectividad real del Estado de Derecho; consideramos imprescindible que la nueva Ley de Asistencia Jurídica Gratuita dignifique la labor del abogado de oficio, garantice el cobro de sus retribuciones y mejore su estatus en aras a que el servicio goce del mayor prestigio y calidad en beneficio del justiciable y solicitamos que, con la finalidad de garantizar su viabilidad económica, la Ley vaya acompañada de la correspondiente dotación económica.
  • Por último, ratificamos el compromiso histórico de la Abogacía con la Justicia Gratuita y en la búsqueda constante e incondicional, conjuntamente con todas las administraciones y operadores intervinientes, de cuantas medidas resulten eficaces para conseguir la mejora del servicio y redunde en una mejor defensa de los derechos de los ciudadanos.

Pamplona, a 12 de julio de 2014.


Esta noticia aparece en:

ABC.es
Diario de Noticias

 

© 2014 MICAP Gabinete de Comunicación online. Rediseñado sobre la plantilla Templateism

Back To Top