viernes, 27 de mayo de 2022

La abogacía, garante de la democracia y el estado de derecho frente a los desafíos que plantean nuevas realidades

 


Los colegios y las organizaciones de la abogacía tienen que permanecer vigilantes y trabajar con fuerza en la defensa de la democracia, el estado de derecho y los principios constitucionales, frente a los desafíos que plantean nuevas realidades, como las derivadas de la implantación de las nuevas tecnologías, el cambio climático, guerras o los fenómenos migratorios.

Esa es, a juicio de Carlos Andreucci, presidente de la Unión Iberoamericana de Colegios y Agrupaciones de Abogados (UIBA), una de las conclusiones más significativas del Congreso que su organización ha celebrado en la sede del M.I. Colegio de Abogados de Pamplona en colaboración con el Consejo General de la Abogacía Española. Andreucci, tras agradecer la hospitalidad del MICAP y agradecer el trato recibido por parte de la Junta de Gobierno encabezada por la decana Blanca Ramos y de todo el personal de la institución, ha calificado de “magnífico” el desarrollo del XXIV Congreso de la UIBA, tanto por el interés y actualidad de los temas abordados como por la calidad y diversidad de las intervenciones de los ponentes.

“Hemos tenido un reflejo fiel y cierto de lo que está ocurriendo sobre los asuntos que tratamos los abogados, como la gobernanza y estabilidad de las democracias iberoamericanas, el tema migratorio, el acceso a la justicia, abuso y violencia contra las mujeres y el menor o el arbitraje como solución al colapso judicial”. También ha destacado el análisis de la incidencia de tecnología no solo en el ejercicio de la profesión sino también en una ciudadanía cuya privacidad “queda expuesta y a merced de los intereses de los gobiernos y de las empresas”. Andreucci también ha aludido al debate mantenido sobre consecuencias de algunas decisiones adoptadas por los gobernantes en el marco de la pandemia “que, bajo el ropaje de la seguridad, han hecho que las personas les hayamos entregado nuestras libertades”, y a los campos que se abren en torno al cambio climático o la regulación de las nuevas fuentes energéticas.

El presidente de la UIBA ha recalcado que su valoración de los resultados del congreso es muy positiva, porque ha servido para ratificar el respaldo y acompañamiento de las organizaciones colegiales a los profesionales de la abogacía, lo que redunda en beneficio de la ciudadanía “que percibe que el abogado es un ser independiente, libre, en quien puede confiar porque no está coaccionado por el poder o por un grupo de presión. Los colegios lo garantizan, y también que el abogado va a mantener el secreto profesional a pesar de que los estados quieren imponernos que revelemos el contenido de nuestras actuaciones y denunciemos aunque solo existan mínimas sospechas”.


Carlos Andreucci considera asimismo que gracias al congreso se han estrechado los lazos y la cooperación ya existentes entre UIBA, el Consejo General y las organizaciones colegiales españolas, especialmente con el MICAP. Ha añadido que, respondiendo a la invitación realizada por el anterior decano, Alfredo Irujo, la institución que preside ha decidido adherirse al Observatorio Internacional de Abogados en Riesgo, y que van a colaborar con la Corte Penal Internacional en el esclarecimiento de los crímenes de guerra y terroristas que no son investigados por los gobiernos a los que debería corresponder su esclarecimiento: “Vamos a trabajar en ese terreno de la mano con la Comisión de Extranjería y Migraciones del CGAE”, ha asegurado.

Por otra parte, Andreucci ha anunciado que en las asambleas mantenidas en el seno del congreso han decidido que la UIBA se sirva del asiento permanente de que dispone en la Organización de Estados Americanos para denunciar posibles mermas de la calidad de las democracias de los países latinoamericanos. Además se ha previsto establecer contactos con universidades y centros de investigación para cualificar técnicamente a los abogados ya que tienen que manejar un Derecho cada vez más complejo, lo que les obliga a la formación continua. “Y por supuesto, desde la UIBA vamos a estar en contacto permanente con todas las abogacías de Iberoamérica porque cada minuto se producen afecciones. Tenemos a Nicaragua donde los colegios no pueden funcionar porque hay una ley cepo que prohíbe las asociaciones, o el conflicto que puede sobrevenir en El Salvador, con un poder ejecutivo absolutamente dominante que tiene sometido al legislativo y pone a los jueces a su gusto, apartando a los que no son sus amigos, el caso de Venezuela… tantos y tantos temas que nos obligan a mantener fija nuestra mirada en el GPS que mide la calidad de la democracia en Latinoamérica”, ha concluido Carlos Andreucci.

Tecnologías y derecho


La segunda jornada del congreso ha arrancado con la mesa redonda ‘Tecnologías aplicadas al derecho e innovación: inteligencia artificial; la constitucionalización de los nuevos derechos digitales; ciberdelitos; grooming; afectación del secreto profesional’. Este encuentro ha contado con la moderación de Maritza Cedeño Vásquez, vicepresidenta del Colegio Nacional de Abogados de Panamá. José Luis Piñar, delegado de Protección de Datos del CGAE, ha centrado su exposición en los nuevos derechos tecnológicos, señalando que el Derecho y la técnica han de ir de la mano para garantizar una identidad digital soberana.  Además, respecto a la cesión y el tratamiento de datos, ha afirmado que solo el consentimiento es insuficiente y que hay que garantizar también la transparencia, la seguridad de los datos y la finalidad para asegurarse el respeto a los derechos fundamentales.

Patricia Roxana Leiva, del Colegio de Abogados de Córdoba y Universidad Nacional de Córdoba (Argentina) ha enfocado su intervención en los delitos digitales, concretamente en los delitos contra la libertad sexual, especialmente el grooming. Leiva ha expuesto el perfil psicológico del groomer o acosador, que en la práctica totalidad de los casos es de sexo masculino, y ha concluido que se trata de un asunto multijurisdiccional que va a requerir una respuesta coordinada. En su intervención, el profesor de Derecho Privado de la Universidad de Navarra Eduardo Valpuesta Gastaminza, ha explicado que, si bien es cierto que la tecnología es neutra, el uso que se hace de la misma puede afectar a estos derechos. “Mi celular es un arma de destrucción masiva de mi privacidad”, ha bromeado. Además, se ha interrogado sobre si el derecho controla a la tecnología o viceversa y ha señalado la ineficacia del “derecho basado en prohibiciones”. Para terminar, ha planteado la necesidad de consenso y normativa internacional, dado el carácter global de internet.

Ha cerrado la mesa redonda Juan Carlos Hernández Peña, profesor de Derecho Administrativo de la Universidad de Navarra, que se ha referido a la regulación de la Inteligencia Artificial en la UE, con una ponencia titulada “Una IA fiable y ajustada al Estado de Derecho”. Para empezar, ha señalado que una de las dificultades que se encuentran los juristas respecto a la inteligencia artificial es que es difícil entender de qué estamos hablando y cuáles son sus límites de uso. “Los técnicos siempre dicen que la tecnología es neutra, pero los riesgos que se plantea para los derechos fundamentales son enormes”, ha afirmado. Además, ha expuesto diversos ejemplos de aplicación poco precisa de la IA o de interferencia malintencionada con los datos y ha planteado los principios que se están siguiendo en la UE a la hora de diseñar la normativa. 

La necesidad del arbitraje


La segunda mesa redonda del día ha contado como moderadora con Ximena Gómez, secretaria general del CIAR, y ha llevado por título ‘Arbitraje por y para Iberoamérica: CIAR’ Juan Ramón Montero, presidente de la Sociedad Española de Arbitraje y del Consejo Arbitral de la Comunidad de Madrid, ha dedicado su intervención a exponer el rol de CIAR en Iberoamérica. Ha planteado el arbitraje como una manera de recuperar la libertad personal a la hora de resolver conflictos y el predominio del modelo legal anglosajón, y ha señalado que CIAR –creada por los 22 países - busca tomar conciencia de la posibilidad de poner en marcha un arbitraje que recupera la libertad para el ciudadano a la hora de resolver sus conflictos.

Concepción Barrio del Olmo, del Consejo General del Notariado de España, ha expuesto que, aunque es un lugar común la necesidad de promover los medios adecuados de solución de controversias, en nuestros países existe una cultura del litigio, no del arbitraje. Y ha planteado que todavía se presentan dificultades para su desarrollo en Iberoamérica, entre ellas la extensión del “Common Law”. Por su parte, Natividad Goñi Urriza, profesora de Derecho Internacional de la UPNA, ha tratado el tema de la eficacia en España de los laudos arbitrales dictados en Iberoamérica. Ha explicado que España tiene un régimen convencional doble, conformado por el Convenio de Nueva York del 58, que es el sistema de referencia en esta materia; y por convenios bilaterales (Mexico, Brasil, Uruguay) que modifican este marco. Y ha expuesto las consecuencias que se derivan de esta situación a la hora de definir la validez de un laudo arbitral dictado en el exterior.

Ana Armesto Campo, del Colegio de la Abogacía de Bizkaia, ha cerrado la mesa redonda planteando la importancia de potenciar otras formas de acuerdo, aún más adaptables a las necesidades de los clientes, antes de llegar al arbitraje, trabajando la abogacía y clientes codo con codo. Además, ha planteado la diferencia entre eficiencia y eficacia, entendiendo que la ley se centra en la eficiencia, para reducir la carga de asuntos, mientras que a la abogacía lo que le interesa es la solución más adecuada –eficaz- para los clientes.

El XXIV Congreso de la UIBA se ha cerrado con dos mesas redondas más. ‘Cambio climático y perspectivas de cumplimiento de la agenda 2030 Acuerdo de París; delitos y sociedad; turismo y medio ambiente’ era la primera de ellas. Y en la segunda los intervinientes han debatido sobre ‘Las nuevas fuentes energéticas y su regulación; las inversiones en energías renovables, el caso de España; situación en Iberoamérica’. Finalmente ha tenido lugar el acto de clausura.

Accede a la galería de imágenes del congreso en flickr AQUÍ.

jueves, 26 de mayo de 2022

La colegiación, la auto regulación y la formación, indispensables para una abogacía al servicio de la Democracia


La colegiación obligatoria, la auto regulación y la formación continua son indispensables para que la abogacía pueda ser un instrumento efectivo al servicio de la democracia y un garante del Estado de Derecho.  Estas han sido algunas de las conclusiones alcanzadas por los participantes en la primera sesión del XXIV Congreso de la Unión Iberoamericana de Colegios y Agrupaciones de Abogados (UIBA), celebrada hoy a las 10:00 horas en la sede del M.I. Colegio de Abogados de Pamplona.

La ponencia inaugural ha sido una mesa redonda titulada ‘Gobernanza: realidades económicas, tecnológicas y políticas en las proyecciones democráticas de Iberoamérica. ¿Espacio jurídico común iberoamericano?’ El encuentro ha estado moderado por Alfonso Pérez-Cuéllar Martínez, ex presidente del Consejo General de la Abogacía Mexicana.

La sesión se ha iniciado con la intervención de Álvaro Sánchez, presidente del Colegio de Abogadas y Abogados de Costa Rica, quien ha destacado la importancia de que la abogacía promueva un Estado de Derecho accesible a la gran mayoría de la persona, libre de la influencia de grupos de poder y de ideologías, para favorecer un Derecho que permita una  mejor calidad de vida las personas.

Juan Carlos Araúz Ramos, presidente del Colegio de Abogados de Panamá, ha puesto de manifiesto el potencial de una abogacía organizada para unir a la comunidad internacional. Y ha alertado del peligro de una “institucionalidad ruinosa” que alimenta a las dictaduras y las falsas democracias, lo que da lugar a la aparición de ciudadanos faltos de compromiso, que dificultan los logros de las instituciones.

Arturo Pueblita Fernández, presidente del Ilustre y Nacional Colegio de Abogados de México, ha alertado de los riesgos del populismo y del acceso a los sistemas democráticos de quienes buscan establecer un régimen no democrático. Asimismo, ha manifestado la importancia de encontrar estándares comunes para crear un espacio jurídico internacional común, así como la importancia de que la abogacía y la sociedad trabajen de manera coordinada para crear espacios de democracia y regidos por los Derechos Humanos.

Moisés Castro Pizaña, presidente de la Asociación Nacional de Abogados de Empresa (ANADE, México), ha mostrado la importancia de que la ley se construya desde el respeto de los intereses de la sociedad y no de los intereses particulares del momento. Para ello, ha señalado la necesidad de la implicación de la ciudadanía y el compromiso de la abogacía.  Y por último, ha recordado que la búsqueda de recursos a toda costa es terreno fértil para un populismo que se alimenta del “reparto de dádivas” con el que muchos gobiernos pretenden mantener el poder.

Juan Cianciardo, profesor de Filosofía del Derecho de la Facultad de Derecho de la Universidad de Navarra, ha planteado tres lecciones y tres desafíos derivados de la pandemia.  Como lecciones, ha mencionado la inviabilidad de un concepto cerrado de soberanía, la ingenuidad del universalismo y la utilidad del Derecho Constitucional para alcanzar una universalidad equilibrada.  Y como desafíos, ha planteado la necesidad de la formación constante, la apertura al Derecho Internacional de la formación y la necesidad de que la abogacía encarne los valores democráticos que considera deseables para toda la sociedad.

Por último, Rafael Del Rosal, abogado del Colegio de la Abogacía de Madrid, ha hecho un breve recorrido por la historia de la regulación de la profesión legal y ha llamado la atención sobre la importancia de que los colegios profesionales realicen una labor efectiva de regulación de la profesión para evitar la intromisión del regulador ordinario.


Para cerrar la sesión, Carlos Andreucci, presidente de UIBA, ha recogido las inquietudes de los participantes en la mesa, destacando la importancia de la colegiación y de la auto regulación profesional, así como el desafío de la preparación técnica.


Migración, un derecho no respetado


En la segunda mesa redonda de la mañana, titulada ‘Pandemia; Ucrania; Derecho Migratorio: su impacto en Europa e Iberoamérica’, Miguel Cid Cebrián, del Colegio de la Abogacía de Madrid, ha considerado que la migración es un derecho humano, aunque en la práctica no lo sea debido a la discrecionalidad de los estados al regular su política migratoria. Ha recordado que el Tribunal Europeo de Derechos Humanos ha avalado las devoluciones en caliente, algo que ha considerado “aberrante y contrario a los derechos humanos”. 

Por su parte Blas Imbroda, presidente de la Subcomisión de Extranjería y Protección Internacional del CGAE, ha señalado que para el Consejo la inmigración es un tema esencial porque afecta a personas especialmente vulnerables. Además, ha reivindicado el trabajo de la Abogacía Española en materia de inmigración y su compromiso de solidaridad con las personas migrantes. 

Y Mª Del Mar Cid, del Colegio de la Abogacía de Madrid, ha considerado necesario desarrollar un sistema de esponsorización de la migración laboral por parte de las empresas, ya que España necesita mano de obra.

También ha intervenido Betilde Muñoz Pogossian, representante de la OEA, quien ha advertido del vacío normativo para dar protección a personas que no son ni migrantes económicos ni refugiados, pero se han tenido que ir de sus países de origen. Entre las conclusiones de esta mesa, que ha estado moderada por Víctor Cabada Iglesias, del Colegio Nacional de Abogados de Panamá, cabe destacar la idea de que la migración tiene que ser un tema permanente en UIBA.


El acceso a la Justicia

La sesión vespertina se ha abierto con una mesa redonda en la que se ha debatido sobre ‘Derechos humanos y acceso a la justicia: menores, adolescentes, género e inclusión’. Su moderador, el anterior decano del MICAP, Alfredo Irujo, ha mostrado su extrañeza por la “falta imperdonable” que supone la ausencia de representantes sudamericanos en el Observatorio Internacional de Abogados en Riesgo, de cuyo buró forma parte, al tiempo que les ha invitado a ingresar en la organización. 

Uno de los ponentes, Alfonso Santiago, abogado argentino y profesor de la Universidad Austral, ha disertado sobre la articulación del Sistema Iberoamericano de Derechos Humanos con las constituciones de cada país, y ha señalado que los países iberoamericanos están en el origen de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, formulada primero en Chapultepec, después en Bogotá y  posteriormente en Chile.

Froylan Alvarado, magistrado y ex presidente del Colegio de Abogados y Abogadas de Costa Rica, se ha referido al acceso de los menores a la Justicia, destacando que es preciso respetar su integridad personal y lo dispuesto en la Convención de los Derechos del Menor. Se ha mostrado contrario a la virtualidad judicial que ha llegado con la pandemia porque aumenta el riesgo de que la declaración de los menores pueda ser mediatizada. 

El abogado brasileño Joelson Dias se ha centrado en el acceso a la Justicia de las personas con discapacidad y ha insistido en que debe eliminarse cualquier barrera que dificulte la accesibilidad y la libre circulación en las dependencias judiciales. También ha aludido a la necesidad de que todos los intervinientes en un proceso deben tener la formación necesaria para atender como es debido a las personas con discapacidad.

Lidia Montes de Oca, miembro de la Junta Directiva Nacional de Bufetes Colectivos de Cuba, ha resaltado que se trata de una organización independiente y que los abogados trabajan con autonomía. Además ha señalado que participan en las reformas legislativas puestas en marcha tras la aprobación en 2019 de la nueva constitución, inspiradas en disposiciones de otros países y en convenciones internacionales. Ha cerrado el turno de intervenciones Sandra Araúz Chacón, vicepresidenta del Colegio de Abogadas y Abogados de Costa Rica, que también se ha referido a la accesibilidad a la Justicia abogando por unos mecanismos procesales más sencillos y accesibles, además de evitar los retrasos.

miércoles, 25 de mayo de 2022

Inaugurado en el MICAP el Congreso de la Unión Iberoamericana de Colegios y Agrupaciones de Abogados (UIBA)

 

Blanca Ramos

Con un minuto de silencio en recuerdo y homenaje a la abogada mexicana Cecilia Monzón, defensora de mujeres víctimas de las agresiones machistas, asesinada el pasado sábado por dos sicarios, ha dado comienzo en la sede del M.I. Colegio de Abogados de Pamplona el XXIV Congreso de la Unión Iberoamericana de Colegios y Agrupaciones de Abogados (UIBA), del que los intervinientes en el acto inaugural han coincidido al señalar que constituye una oportunidad para compartir ideas de progreso, desde una perspectiva jurídica, entre representantes de las abogacías de España e iberoamericana, de la que se ha indicado que está llamada a ocupar un papel protagonista en los retos mundiales del futuro.

Durante las dos próximas jornadas el MICAP acogerá las sesiones de debate en las que, bajo el lema ‘Tecnología, Derechos Humanos, Abogacía y democracias sustentables’, los congresistas analizarán realidades económicas, tecnológicas y políticas, el impacto del derecho migratorio, Derechos Humanos o el acceso a la Justicia, abordando asimismo temas como la inteligencia artificial, derechos digitales, arbitraje como forma alternativa de solución de conflictos, cambio climático, regulación de las nuevas fuentes energéticas, inversiones en energías renovables, etc.

El acto de apertura ha tenido lugar en la sede del MICAP y ha contado con las intervenciones de Victoria Ortega, presidenta del Consejo General de la Abogacía Española; Carlos Andreucci, presidente de la Unión Iberoamericana de Colegios y Agrupaciones de Abogados (UIBA); Javier Remírez, vicepresidente primero y consejero de Presidencia, Igualdad, Función Pública e Interior del Gobierno de Navarra; Ana Elizalde, concejala delegada del Área de Gobierno Estratégico, Comercio y Turismo del Ayuntamiento de Pamplona y Blanca Ramos, decana Colegio de Abogados de Pamplona.  Entre los asistentes se encontraban las autoridades judiciales del ámbito de la Comunidad Foral, personalidades de la UIBA y miembros de la Junta de Gobierno del MICAP.

Tanto el presidente de la UIBA, Carlos Andreucci, como la presidenta de la Abogacía Española, Victoria Ortega, han destacado la posición de privilegio que ocupa esta comunidad internacional "puente entre continentes" e "interlocutor de excepción entre el norte y el sur". También han coincidido al señalar que los abogados están llamados a ese protagonismo en los grandes retos mundiales, como es el avance en el terreno de los derechos humanos. En relación con la letrada asesinada como defensora de los derechos de las víctimas de la violencia machista en México, la presidenta de la Abogacía Española ha asumido "el compromiso de hacer todo lo posible para  que surjan miles de Cecilias dispuestas a buscar en las leyes el castigo para los agresores y la protección de quienes sufren su violencia".

Otro de los grandes retos que se asoman al futuro es, tal y como ha expuesto Carlos Andreucci, la necesidad de establecer normas que regulen el espacio jurídico digital internacional que se ha multiplicado como consecuencia de la pandemia y que ha puesto en evidencia la vulnerabilidad de los sistemas de protección de datos nacionales.

Y es que lo vivido durante los dos últimos años en todo el planeta ha puesto a prueba el vigor del Derecho y la resistencia de las abogacías de todo el entorno iberoamericano. A lo largo de los dos próximos días, delegados de los colegios y agrupaciones de la abogacía de más de una docena de países van a debatir en Pamplona sobre la influencia de la tecnología en el Derecho, los efectos de las migraciones del presente y del futuro, de la energía y sus consecuencias sobre la sostenibilidad y sobre los fórmulas alternativas para la resolución de los conflictos.

La decana del Colegio de Pamplona y anfitriona del congreso, Blanca Ramos, ha resaltado la relevancia de la ciudad por sus relaciones con Iberoamérica y ofreció "toda la hospitalidad" para este encuentro que debía haberse celebrado en 2020 y que, como tanto otros, tuvo que posponerse por el Covid-19. "Aquí estamos", ha dicho Ramos con la satisfacción de ver arrancar este XXIV congreso.

En la inauguración también intervinieron el vicepresidente primero del Gobierno de Navarra, Javier Remírez, y la concejala de Gobierno Estratégico del Ayuntamiento, Ana Elizalde. Remírez se ha referido a la UIBA Como un “faro para quienes apuestan por un estado democrático de derecho”, mientras que Ana Elizalde ha celebrado que el congreso va a poner a Pamplona en el centro del debate sobre el Derecho.

Las sesiones del congreso comenzarán mañana, jueves, a las 10 h. con una mesa redonda titulada ‘Gobernanza: realidades económicas, tecnológicas y políticas en las proyecciones democráticas de Iberoamérica. ¿Espacio jurídico común iberoamericano?’, seguida por la que versará sobre ‘Pandemia; Ucrania; Derecho Migratorio: su impacto en Europa e Iberoamérica’. En ellas, al igual que en las programadas a lo largo de todo el congreso, participarán destacados ponentes de las organizaciones profesionales integradas en la UIBA, así como expertos invitados por la organización del evento.

Para la sesión de la tarde del jueves están programadas dos nuevas mesas redondas. La primera comenzará a las 17 horas y debatirá sobre ‘Derechos Humanos y Acceso a la Justicia: menores, adolescentes, género e inclusión’. El moderador será el anterior decano del MICAP, Alfredo Irujo. La segunda mesa redonda se titula ‘Previsión y Seguridad Social de las Abogacías: situación en Iberoamérica y Europa. Desafíos durante y post pandemia’. La jornada terminará con una cena de confraternización.

El viernes, 27 de mayo, incluye en la sesión matinal las mesas redondas ‘Tecnologías aplicadas al derecho e innovación: inteligencia artificial; la constitucionalización de los nuevos derechos digitales; ciberdelitos; grooming; afectación del secreto profesional’, y ‘Arbitraje por y para Iberoamérica: CIAR’. El congreso se cerrará el viernes por la tarde con dos nuevas mesas redondas. ‘Cambio climático y perspectivas de cumplimiento de la agenda 2030 Acuerdo de París; delitos y sociedad; turismo y medio ambiente’ es la primera de ellas. Y en la segunda los intervinientes hablarán sobre ‘Las nuevas fuentes energéticas y su regulación; las inversiones en energías renovables, el caso de España; situación en Iberoamérica’. En torno a las 20 horas está previsto que tenga lugar el acto de clausura del XXIV Congreso de la UIBA.

Titulares del día

Accede aquí al resumen diario de prensa de Abogacía Española

Próximos eventos

Congreso de la Unión Iberoamericana de Colegios y Agrupaciones de Abogados (UIBA)
El MICAP será el anfitrión, entre los días 25 y 27 de mayo, del XXIV Congreso de la Unión Iberoamericana de Colegios y Agrupaciones de Abogados (UIBA).
💻PROGRAMA E INSCRIPCIONES: XXIV Congreso UIBA

Centro de mediación

e-Colegio

TRIBUNAL DE ARBITRAJE

Con la tecnología de Blogger.

 

© 2014 MICAP Gabinete de Comunicación online. Rediseñado sobre la plantilla Templateism

Back To Top