miércoles, 10 de febrero de 2016

Guía práctica para la detección y defensa de las víctimas de trata

La Fundación Abogacía ha editado recientemente una Guía práctica para la Detección y Defensa de las Víctimas de Trata, con la intención de ofrecer una herramienta útil para abogados y abogadas que en su ejercicio profesional pueden encontrarse con una víctima de este delito.

La publicación, de 76 páginas, cuenta con un prólogo escrito por Carlos Carnicer, en el que el anterior presidente del CGAE recuerda que España, lamentablemente, está situado en las primeras posiciones en los índices mundiales de demanda de prostitución y de víctimas de trata con fines de explotación sexual.

La guía está dividida en 10 capítulos, que se centran en diversos aspectos de problema. Tras un primer capítulo introductorio, el segundo capítulo se centra en el marco normativo aplicable, tanto a escala internacional como nacional. Y el tercer capítulo recoge las pautas de actuación ante supuesto de trata. El cuarto se refiere a la intervención jurídica, ya sea con motivo de una infracción de extranjería o con motivo de un procedimiento penal..

A continuación, el quinto capítulo recoge una breve serie de recomendaciones de “buenas prácticas”, mientras que el sexto hace referencia a las entidades especializadas en la detección y protección de las víctimas de trata; y el séptimo recoge brevemente una serie de recomendaciones para mejorar la defensa y la protección de las víctimas.

El octavo capítulo ofrece una recopilación de jurisprudencia tanto del Tribunal Europeo de Derechos Humanos como de Tribunal Supremo. El penúltimo capítulo (9º) ofrece un glosario de términos relacionados con la trata y la publicación se cierra con una selección de artículos y enlaces de interés.
Presentación de la guía práctica sobre la detección y la defensa de las víctimas de trata con fines de explotación sexual. En el centro, Alfredo Irujo.

La guía fue presentada el pasado mes de diciembre en el II Congreso de Derechos Humanos, Organizado por la Fundación Abogacía Española, que estuvo dedicado a la detección y defensa de las víctimas de trata con fines de explotación sexual.

La publicación se puede descargar de manera gratuita en formato PDF en la web de la Fundación Abogacía, y también a través del siguiente enlace.


lunes, 8 de febrero de 2016

“Un lema que deberíamos tener todos es pasarlo bien y no aburrirnos”


El abogado Rafael Iribarren compagina su trabajo en Iribarren Abogados, despacho familiar especializado en Derecho Civil y Mercantil,  fundado en los años 30 del siglo pasado por su abuelo, Jesús Luis Iribarren, con su  gran otra vocación, la musical. Así, cuando la agenda se lo permite, deja a un lado su faceta más seria, se quita el traje y la corbata y rinde homenaje a los grandes del rock español de los años 80, como cantante de La banda del Desagüe.  A sus 46 años, casado y padre de tres hijos, Iribarren reconoce que todavía hay gente que se sorprende cuando le ve en el escenario, aunque para él, cada cosa, tiene su momento. Por ejemplo,  el próximo día 12 de febrero, en el que el grupo celebra su décimo aniversario con un concierto en la sala Zentral para el que se han agotado las entradas.

¿Hay alguna relación entre la abogacía y la música? Por este blog han pasado ya unos cuantos abogados que también son músicos
Yo creo que la principal razón es que somos muchos abogados y en un colectivo tan grande hay más posibilidad de encontrar de todo. Lo cierto es que en el mundo que me he movido, el del canto, sí que conozco varios abogados. De hecho en el Coro de la Ópera en el que estuve hace algunos años,  hay dos compañeros, Fran Torres y Laura Pidal. En la Capilla de Música de la Catedral está Orlando Merino; en la Escolanía Loyola estuvieron varios: Javier Caballero, Chema Barrero, entre otros.  Y por supuesto, Miguel Ángel González, con De 2 en Blues Band, con quienes hemos colaborado en alguna ocasión y tenemos una gran amistad.

¿Cree que la actividad musical aporta algo al mundo jurídico?
Entiendo que son mundos que no tienen nada que ver. Quizás es hecho de exponerte al público… pero eso va más con la persona.  Lo que sí es cierto es que toda experiencia personal te va enriqueciendo y te va formando  y es posible que tanto de lo musical como de lo profesional, si te pones a analizarlo,   vayas cogiendo cosas, aún sin ser muy consciente de ello.

¿Se sorprende la gente al verle en esa otra faceta?

Si, sobre todo la gente que me conoce como abogado, o que me ve  todos los días de traje y corbata y luego me han visto con la banda. “Yo pensaba que eras mucho más serio, con la pinta que tienes”. O la gente que te ve por la mañana, dejando a los niños en el colegio,  antes de ir a trabajar, con cara de sueño, serio… Quieras o no, das  una imagen. Y luego te ven en un escenario balando, botando, haciendo el tonto… Y resulta que no es la imagen que se habían hecho. De todas formas, entiendo que son dos cosas perfectamente compatibles también. Cada cosa tiene su momento. Yo en el despacho soy muy serio cuando tengo que serlo. Aquí toca trabajar. Y cuando toca cantar, toca cantar.
 La banda del Desagüe.

¿Tiene formación musical o como muchos muscos de rock, toca de oído?
Sí, desde pequeño he estado en la Escolanía Loyola, en coros de cámara.  También he estado en el Coro de la AGAO, la Asociación Gayarre  Amigos de la Ópera, lo he ido compaginando con la banda. Mi vida siempre ha estado muy relacionada con el mundo de la música. Estuve también en un grupo de boleros, Sobremesa,   en el que tocaba el contrabajo. Grabamos dos discos, actuamos en Baluarte dos veces, fuimos teloneros del El Consorcio. En este grupo hay, por cierto,  otro abogado, José Ignacio Ubago, Patena. He ido combinando el Coro de la Ópera y Sobremesa con La Banda del Desagüe, que digamos que es lo fijo, y  lo que más me ocupa últimamente.

Iribarren, a la izquierda, en una actuación del grupo Sobremesa.

Supongo que es muy distinto cantar en un coro que en un grupo como La Banda del Desagüe
Sí, la lírica requiere una colocación de la voz diferente, es más exigente con la emisión de la voz. Y el rock y la banda requieren una voz más rasgada. Son técnicas totalmente diferentes. Aunque a la hora de coger el microfono viene muy bien venir de ese otro mundo. De hecho, hay muchísimos cantantes de rock que van a clases de canto, yo creo que la mayoría. Y si no lo hacen deberían  Aunque hay algunos que por mucho que se empeñen no conseguirán cantar bien nunca, pero eso es ya otra historia.

En cualquier caso,  me  encanta toda la música. Puedo escuchar desde Los Panchos hasta un gupo punk o heavy sin ningún problema. Y entre medio a Haendel,  Mozart o Verdi. En ese sentido, mis gustos musicales son muy amplios. 

Iribarren, en su despacho.

Dicen que en el rock es más importante la creatividad que el virtuosismo. ¿Qué opina?
Bueno, hay de todo. Y pasa con cualquier tipo de música, tanto con el rock como con la lírica. Hay cantantes líricos muy malos y cantantes de rock muy malo.  Encuentras buenos y malos músicos en todos los estilos. Al final se trata de hacer música, y en mi caso, de no aburrirme y pasármelo bien.  Un lema que deberíamos tener todos es pasárnoslo bien  y no aburrirnos. Tanto en la música como en la vida,  prohibido aburrirse.

¿Cómo definiría a La banda del Desagüe?
Es una banda divertida, que hace versiones de grupos de los 80, que es la música que nos acompañó  en nuestra adolescencia, y la que pensamos que es la mejor. No se ha hacho música como en los 80. Es una cuestión más de nostalgia que otra cosa. Sí que es cierto que fue une época muy creativa, con mucha variedad, con la Movida… Eso lo aderezamos con cosas divertidas, bailes, etc. Sobre todo somos una banda entretenida para gente de nuestra edad, entre 35 y 50 años. En ese abanico de edad, la gente disfrutar mucho en nuestros conciertos, porque escucha una música que le retrotrae a épocas generalmente más felices, o al menos más sencillas, con menos responsabilidades, y con las hormonas desbocadas. Hay canciones que te recuerdan a momentos concretos de tu adolescencia o tu juventud, que te trae buenos recuerdos.

Iribarren, junto con el también abogado y cantante, Miguel Ángel González. 

El nombre del grupo es, cuando menos. curioso. ¿De dónde viene?
El nombre viene de la peña El Desagüe,  de Peralta. Es la peña de nuestro bajista y tomamos el nombre de ahí, ya que la primera vez que nos juntamos fue para tocar en la celebración de su décimo aniversario.

¿En el desagüe, toca algún instrumento?
No me dejan. Me gustaría en alguna canción tocar la guitarra, pero no tendría sentido, porque esa necesidad ya está cubierta. Soy el cantante y no tengo ningún problema con eso. Las cuestiones instrumentales las ventilo en casa o en otro momento.

¿Qué proyectos inmediatos tiene el grupo?
El 12 de febrero vamos a celebrar en el Zentral el décimo aniversario de la banda. Es un local grande y las entradas están agotadas, así que va a ser una gran fiesta.  Hemos incorporado una sección de viento que colabora ocasionalmente con nosotros y en el bolo del aniversario queremos darles más protagonismo. Estamos ilusionados con esta incorporación, porque hacemos 11 temas con ellos que quedan muy bien. 

viernes, 5 de febrero de 2016

La decana afirma que si tenemos uno de los mejores sistemas de Justicia Gratuita es gracias a los abogados del turno de oficio

La decana del M.I. Colegio de Abogados de Pamplona, Blanca Ramos, ha hecho pública una carta en la que sale al paso de las opiniones expresadas por un catedrático y un juez en las que cuestionaban la capacidad y profesionalidad de los abogados que trabajan en el Turno de Oficio. Blanca Ramos defiende a los letrados, expresa su orgullo por la labor que realizan y asegura que si nuestro sistema de Justicia Gratuita es uno de los mejores del mundo es gracias a los abogados del Turno de Oficio.

Este es el contenido de la carta:

"En su toma de posesión como Presidenta del Consejo General de la Abogacía española, Victoria Ortega Benito hizo una referencia expresa a los Abogados que integran el Turno de Oficio, indicando textualmente que “exhiben una generosidad no suficientemente reconocida, personificando, en muchas ocasiones, con una enorme dignidad, el vínculo cardinal de los ciudadanos con la Justicia.”

Un día después leí, en diversos medios digitales, las opiniones del Catedrático de Derecho Constitucional de la Universidad de Oviedo, Ignacio Villaverde y del Magistrado y portavoz de Jueces para la Democracia Joaquim Bosch, en respuesta a la pregunta sobre la igualdad real de todos los ciudadanos ante la ley. Afirmaban que "Los jueces conocen muy bien su oficio, actúan conforme a la ley y eso mitiga la diferencia social, porque es cierto que no es lo mismo ser atendido por un abogado de oficio que por uno que cobra 500 euros a la hora" y que "en la práctica, en la justicia sucede como en el resto de ámbitos de la vida, no siempre somos todos iguales. Un imputado con mucho dinero para pagar un buen abogado puede salir mejor parado del proceso que otro que no cuenta con medios. Muchas de las cuestiones que se dirimen en un juicio son aspectos procesales que pueden no afectar al fondo del asunto, pero donde contar con un buen letrado es importante. Aunque en la teoría existe la igualdad formal, en la práctica se dan situaciones desiguales derivadas de los recursos con los que cuentan las personas".

Ante la inmediata reacción de la Abogacía, el Sr Bosch matizó sus palabras en las redes sociales, aclarando “Creo que la riqueza sí que influye en la Justicia. Eso no tiene nada que ver con el Turno, donde hay excelentes profesionales” o “Me he pasado la vida defendiendo el Turno de Oficio y la gran profesionalidad de sus integrantes. Y es lo que pienso

A mi juicio, las opiniones contenidas en el artículo son producto de una generalización sin sentido, además de inciertas e injustas. Revelan un inexplicable desconocimiento y desprecio hacia la dignidad del Abogado y, en especial, hacia la del Abogado de oficio, a quien parece atribuirse desinterés (o interés sólo si percibe honorarios del cliente y más cuanto mayores son) y falta de conocimiento de las materias y procedimientos para las que se le ha designado. Así, se habla de “buen abogado” en contraste con los otros abogados, mal pagados, cuya labor de defensa sería peor.

Quiero señalar que para ingresar y permanecer en el Turno de Oficio se exige formación, especialización y experiencia, además de ejercerse un serio control deontológico. Se trata de garantizar, de este modo, que un ciudadano con menos recursos tenga las mismas oportunidades que otro que sí los tiene.

Y, sobre todo: el abogado de oficio, antes que nada, es Abogado. El peso de la toga es el mismo cuando el cliente es designado por turno de oficio y cuando no lo es. Porque, en el fondo, es una cuestión de dignidad, de responsabilidad por el trabajo bien hecho y de respeto hacia los ciudadanos.

La realidad diaria de los Juzgados está llena de ejemplos que permiten justificar por qué nuestro sistema de Justicia Gratuita está considerado como uno de los mejores del mundo y cuenta con uno de los mayores niveles de satisfacción por parte de los usuarios.

Por todo ello, muestro, frente a esas opiniones, mi orgullo por la labor de tantos compañeros/as que hacen de nuestra profesión algo de lo que sentirse muy satisfecha, con independencia de que cobren los honorarios de sus clientes o perciban la exigua retribución prevista en los baremos. No podemos bajar nuestro nivel de exigencia, siempre estaremos alerta, pero tampoco debemos permitir que se desprecie nuestro firme compromiso con la defensa de los más vulnerables".

Titulares del día

Accede aquí al resumen diario de prensa de Abogacía Española

Inicia Abogacía

Inicia Abogacía
El espacio más joven de la Abogacía Española

Próximos eventos

Jueves, 18 de Febrero de 2016 a las 19:00.
Charla: Los deberes de los administradores en las Sociedades de Capital desde su reforma por la Ley 31/14. Algunos casos particulares.
Computable para los turnos de Civil y Concursal.
Sala de Confenrencias del MICAP.

19, 26 de Febrero y 4 de Marzo.
Curso de Especialización en Derecho de Navarra.
DE FEBRERO Y 4 DE MARZO. ACCEDE AL PROGRAMA Ponente: varios Organiza: Universidad de Navarra, con la colaboración del MICAP.
Universidad de Navarra: Aula 7 del edificio Amigos.

Centro de mediación

e-Colegio

TRIBUNAL DE ARBITRAJE

Con la tecnología de Blogger.

 

© 2014 MICAP Gabinete de Comunicación online. Rediseñado sobre la plantilla Templateism

Back To Top