lunes, 29 de mayo de 2017

El censo del Colegio ascendía, al finalizar 2016, a 1.660 abogadas y abogados

Al finalizar 2016 formaban parte del Colegio de Abogados de Pamplona un total de 1.660 letrados y letradas, una cifra ligeramente inferior a la del año anterior y consecuencia de un número algo mayor de bajas que de altas, siguiendo la tendencia que viene registrándose durante los últimos años. Ya sin los efectos de la ley de acceso para la profesión de abogado y procurador que se tradujeron en un número inusual de incorporaciones en el año 2013, las colegiaciones han vuelto a estabilizarse en niveles del año 2012.

De los 1.660 colegiados y colegiadas 1.636 eran residentes y 24 no residentes. Los ejercientes sumaban 1.118, el 67,35% de los inscritos en el Colegio, (de ellos 1.100 residentes,) y los no ejercientes ascendían a 542, el 32,65% (536 residentes). En 2015 el número total de abogados y abogadas inscritos en el Colegio era de 1.665, con 1.636 residentes y 29 no residentes. De ellos, 1.141 ejercían la profesión (1.119 residentes) y 524 no lo hacían (517 residentes).  Al concluir el año 2014 los colegiados eran 1.676, de los que 1.646 eran residentes y el resto, 30, no residentes, mientras el total de ejercientes llegó a 1.149 (1.126 residentes) y los no ejercientes sumaron 527 (520 residentes).


Abogadas y abogadas recientemente incorporados al Colegio.
En el conjunto de España el total de abogados y abogadas ejercientes ascendía, el pasado 31 de diciembre, a 152.954, de los que 142.061 eran residentes en sus respectivos colegios y 10.893 no residentes. A su vez, los no ejercientes eran 103.093. De la comparación de los datos se deduce que el porcentaje de letrados y letradas ejercientes es sensiblemente superior en Pamplona que en el resto del Estado, el 67,35% frente al 59,74%. Por el contrario, los y las no residentes representan el 1,44% de los colegiados en el MICAP, un porcentaje inferior al del conjunto del país (4,24%). Los colegiados no residentes en España son 10.893, y más de la mitad del ellos -5.824- figuran en el Colegio de Abogados de Madrid.

sábado, 20 de mayo de 2017

El vicedecano anima a los nuevos colegiados a defender causas justas

El Colegio de Abogados de Pamplona acogió el pasado viernes la ceremonia de ingreso de nuevos colegiados, acto con el que se conmemoraba la festividad del patrón de los abogados, San Ivo. En su discurso de bienvenida, el vicedecano Fernando Azagra les animó a aprovechar la ocasión que su profesión les ofrece de defender causas justas.

Foto de familia de los nuevos colegiados junto a los padrinos y la Junta de Gobierno del Colegio.
Los 16 abogados que acompañados por sus padrinos prestaron juramento o promesa de ejercer la profesión de abogado conforme a los preceptos legales y éticos son Irene Almendros Muñoz, Nerea Arregui de Carlos, Borja Ayúcar Petri, Isabel Cañas Palacios, Alfredo Ciordia Zabalza, Fermín Errea Rodriguez, Lola Eslava Serrano, Alberto Gabari Gámez, Vanesa León Arguedas, Rafael Martínez Moreno, Alejandro Mayayo Martínez, Lorena Ongay Cordón, Blanca Maria Sardina Rovira, Alejandro Subirán Sarasa, María Ángeles Valdemoros Erro e Iñaki Xabier Zubiri Jiménez. Al acto asistió la Junta de Gobierno colegial.

Fernando Azagra transmitió a los nuevos colegiados el saludo y la enhorabuena de la decana, que se encontraba en la reunión del Consejo General de la Abogacía Española que se celebraba en Barcelona, y les recordó que ingresaban en una institución cuyos integrantes, según el memorial redactado por los 19 letrados que decidieron fundar, en 1757, el M.I. Colegio de Abogados de Pamplona, tenían encomendadas “las haciendas, las vidas y las honras de los individuos”, y que habían resuelto crear el Colegio para “mejor defender las causas, el socorro de los pobres, huérfanos y viudas, y evitar los abusos”, entre otras cosas.

Algunos de los recién colegiados, durante la ceremonia.
Para pertenecer a aquél Colegio había que demostrar limpieza de sangre, explicó el vicedecano, es decir, “sin mezcla de moros, judíos ni penitenciarios”. Esa exigencia se incorporó a los estatutos de fundación del Colegio, cuya creación se demoró hasta el 12 de septiembre de 1818 a causa de las disputas políticas entre Madrid y la Diputación navarra que provocó su fundación. Para ingresar, los aspirantes debían aportar su fe de bautismo, las de sus padres y de sus cuatro abuelos y presentar 16 testigos, unas exigencias que ahora nos parecen “disparatados e inhumanos, y desde luego no las conservamos, e imagino que dentro de 200 años habrá quien también vea en nuestros usos actuales alguna cosa horripilante e igualmente inhumana, quizás la costumbre de lanzar estos discursos sea mal vista por los de mañana”.

Momento para agradecer apoyos
“En lo que sí habrá un acuerdo en que hoy como ayer ingresamos en la abogacía gracias al apoyo de nuestros familiares y de nuestros amigos”, añadió Fernando Azagra, quien dirigiéndose a los nuevos colegiados indicó que “hoy es el día adecuado para agradecérselo”. Les dijo que están llamados a suceder a los letrados de más edad, “y este relevo de generaciones es la esencia del Colegio”, porque el Código Deontológico les anima a recabar “consejo y ayuda de los abogados más expertos, como es obligación de ellos daros su orientación”. Esa comunicación se produce, por ejemplo, a través de las sesiones formativas, apuntó el vicedecano, a las que invitó a acudir a los recién ingresados.

Finalmente, les insistió en que se inician en una profesión “que os da la oportunidad, hoy como ayer, de socorrer a las viudas, a los huérfanos, de atender a los más desamparados, aprovechad la ocasión que tenéis de defender causas justas porque ahí es donde vais a disfrutar de verdad esta profesión, pero también proteged y dedicaos a vuestros clientes. Si lo hacéis poniendo el corazón siempre será una labor satisfactoria”.


Posteriormente quienes habían confirmado su inscripción se trasladaron hasta las bodegas de Cerveza la Vasconia, en Dicastillo, empresa dedicada a la elaboración de cerveza artesana con ingredientes exclusivamente naturales en todo el proceso, donde se visitaron las instalaciones y participaron en una cata. A continuación un autobús les trasladó hacia el restaurante “La Solana”, en Muniáin de la Solana, donde, tras disfrutar de la comida se disputaron los tradicionales campeonatos de mus y parchís.

El abogado debe prevenir un ciberataque para proteger la información de sus clientes

El Colegio de Abogados de Pamplona ha participado activamente en el I Congreso sobre ciberdelincuencia y delitos informáticos de Navarra a través de la Comisión de Derecho de la Tecnología, cuyo presidente, Olivier Izal, aportó material y documentación y colaboró en su organización. Además Fernando Azagra, vicedecano del Colegio, intervino en una mesa redonda. La inauguración del Congreso coincidió con la noticia del ciberataque masivo que ha bloqueado cientos de miles de ordenadores en más de 170 países, que puso de manifiesto lo oportuno de su celebración “y confirmó lo que allí se dijo, que hay que estar preparados porque lo que se nos viene encima puede ser abrumador”, explica Fernando Azagra.

En una sociedad cada vez más moderna e hiperconectada, con una tecnología que avanza a pasos agigantados, los encargados de la seguridad informática tanto en cuerpos policiales e instituciones como en empresas ven cómo cada vez hay que invertir más medios y personal para tratar de prevenir alguno de los más de 350.000 ataques que se producen diarimente. Por otra parte, la reacción de los legisladores siempre será mucho más lenta que la veloz y cambiante actuación de los ciberdelincuentes. Para analizar cómo se pueden combatir los delitos informáticos que, como se ha comprobado, pueden colapsar un mundo regido por los ordenadores, se han reunido el I Congreso sobre ciberdelincuencia y delitos informáticos de Navarra, organizado por la Agrupación Profesional de la Policía Foral de Navarra y celebrado en Pamplona, especialistas en seguridad informática, representantes de empresas tecnológicas, de los cuerpos policiales y de la Judicatura, abogados y peritos.

Fernando Azagra participó en una mesa redonda en la que el juez Emilio Labella y la fiscal de Delitos Informáticos Mª Cruz García Huesa hablaron de los nuevos delitos y de los cambios en el procedimiento de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, y representantes de los cuerpos policiales (Policía Foral, Policía Nacional, Guardia Civil, Mossos d’Esquadra y Ertzaintza) expusieron diferentes intervenciones llevadas a cabo contra los delincuentes informáticos y cómo investigan los delitos.

El vicedecano Fernando Azagra, durante su intervención.
Azagra indicó que un abogado, como cualquier otro ciudadano, puede ser víctima de estos delitos, “pero al mismo tiempo tiene ciertas responsabilidades de seguridad con respecto a su propia empresa porque tiene que velar por la protección de datos y que nadie se entrometa en sus sistemas informáticos. Además tiene en la cibernética todo un campo profesional muy vasto, desde la formación a la seguridad, y, en el ejercicio de la abogacía, la defensa o a la acusación particular en temas relacionados con el cibercrimen”.

En su intervención, el vicedecano contrapuso los conceptos de seguridad y libertad, y en este sentido subrayó las poderosas herramientas de investigación con las que cuentan los cuerpos de seguridad frente a las que el ciudadano cuenta con garantías legales de cara a proteger su intimidad y sus derechos cuando es objeto de una de esas investigaciones. Azagra reconoció que son las policías las que más contribuyen a la prevención de los delitos informáticos, por ejemplo con charlas en los colegios o empresas, además de con sus investigaciones. “Ahí participamos gustosamente porque es una necesidad estar al día en ese campo porque los ciudadanos son cada vez más víctimas de estafas o de otro tipo de delitos relacionados con los sistemas informáticos”.


El ciberataque masivo que afectó a cientos de miles de equipos en todo el mundo y que se produjo coincidiendo con la inauguración del Congreso puso de manifiesto lo oportuno de su celebración “y confirmó lo que allí se dijo, que hay que estar preparados y que lo que se nos viene encima puede ser abrumador”. También se puso de manifiesto que el cibercrimen lleva mucha ventaja a quienes lo persiguen, “desde luego los juristas vamos muy por detrás. La ley recoge un montón de tipos sobre el uso de ordenadores para cometer delitos y estafas, y contempla medios de investigación como el acceso remoto a los ordenadores o la introducción de micrófonos a través de un programa informático, pero lo tenemos solo desde 2015”.

Titulares del día

Accede aquí al resumen diario de prensa de Abogacía Española

Inicia Abogacía

Inicia Abogacía
El espacio más joven de la Abogacía Española

Próximos eventos

Martes 6 y miércoles 7 de junio, a las 16.30 horas.
Curso de acceso al servicio y turno del menor. Sesión I. obligatorio para el acceso al servicio y turno del menor en el año 2018.
Ponente/s: Carmen Díaz de Cerio Díez, Coordinadora de Menores y Orlando Merino, Abogado de menores.
Sala de Conferencias del MICAP.

Jueves, 15 de junio, a las 19:00 horas.
Charla: Uso práctico de la sede electrónica de las Entidades Locales de Navarra. La herramienta de Animsa.
Ponente: Eduardo Tuñon Gonzalo, Director Técnico de ANIMSA.
Sala de conferencias del MICAP.

Centro de mediación

e-Colegio

TRIBUNAL DE ARBITRAJE

Con la tecnología de Blogger.

 

© 2014 MICAP Gabinete de Comunicación online. Rediseñado sobre la plantilla Templateism

Back To Top